Egipto prohíbe el «reguetón» árabe por sus «alusiones sexuales y lenguaje grosero»

El «mahraganat», que significa «festival» en árabe, se ha convertido en el estilo musical más popular en Egipto. Nacido en la primera década del siglo XXI en los barrios obreros de El Cairo y también conocido como electro shaabi, mezcla la música tradicional egipcia con sonidos electrónicos, rap y reguetón.

Su éxito fue instantáneo y sus principales artistas comenzaron a tener millones de visitas en plataformas como YouTube y SoundCloud. Sin embargo, sus letras a menudo mencionan la política y el sexo, lo que le ha valido estar en el punto de mira de las autoridades del país.

La gota que colmó el vaso sucedió durante un concierto en El Cairo el pasado viernes de uno de sus artistas más populares, Hassan Chakouch, cuyo «Bint al-Giran» («La chica de al lado») acumula más de 100 millones de visitas en Youtube.

Durante su actuación, las más de 60.000 personas que abarrotaban el estadio en el que actuaba escucharon «Bebo alcohol y fumo hachís» como parte de la letra de una canción. El consumo de ambos está muy mal visto en el país.

El incidente provocó la ira de las autoridades egipcias y el sindicato de músicos egipcios emitía un comunicado el domingo por el que prohíben expresamente a los artistas de «mahraganat» actuar en cualquier escenario. Además, se advertía que emprendería acciones legales contra los clubes nocturnos, cafés y establecimientos turísticos que acogieran espectáculos de «mahraganat».

«Este tipo de música que está llena de alusiones sexuales y lenguaje grosero y es totalmente inaceptable. Por ello le hemos puesto fin de una vez por todas», ha afirmado Hany Shaker, jefe de este sindicato dependiente del Ministerio de Cultura en un programa de televisión.

El escándalo de la actuación de Chakouch ha adquirido tales dimensiones que el manager del artista pidió disculpas públicamente: «Lamentamos sinceramente nuestro error y respetamos la decisión del sindicato», ha afirmado a aduciendo a un problema técnico.

Tras la polémcia actuación «Hemos perdido 17 conciertos además del estrés emocional experimentado por Chakouch y el equipo con todas las reacciones y comentarios sobre nuestra música», ha continuado el manager.

FUENTE

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.