[ENTREVISTA] Los directores de “Pequeña Miss Sunshine” recrean el mítico encuentro mixto entre Billie Jean King y Bobby Riggs

AUTOR Agencia Literaria

Once años después de triunfar con Pequeña Miss Sunshine, el matrimonio de cineastas formado por Jonathan Dayton y Valerie Faris estrena La batalla de los sexos. Este drama recrea el partido mixto entre Billie Jean King y Bobby Riggs en 1973, como parte de la lucha de la primera por la igualdad salarial en el tenis profesional, y está protagonizado por Emma Stone (La La Land) y Steve Carell (La gran apuesta). Ella encarna a la icónica tenista, pionera en la lucha por los derechos de la comunidad LGTB; el actor se convierte en el deportista de 55 años que jugó su papel representando a los hombres y el machismo. Valerie Faris y Jonathan Dayton: “Lo de Trump y Weinstein es alarmante”.

Han pasado cinco años desde Ruby Sparks. ¿Por qué tanto tiempo entre sus películas?

Jonathan Dayton.- Nos aseguramos de que el guion esté perfecto…

Valerie Faris.- Cada filme se apodera de nuestras vidas… Intentamos ser más rápidos (risas).

Los directores Valerie Faris y Jonathan Dayton son los responsables de esta producción.

¿Se cuenta mejor esta historia con los ojos de dos directores, hombre y mujer?

V.F.- Así fue. La historia personal de Billie Jean durante ese partido fue lo que nos impactó. Nadie sabía que al mismo tiempo tenía problemas en su matrimonio y estaba descubriendo su identidad sexual.

La actriz Emma Stone ha dado el 100% entrenando, subiendo de peso, caminando y hablando como Billie Jean…

V.F.- Desafiarse es lo que más le apasiona. Nos dijo que no quería volver a interpretar a una protagonista romántica.

El partido fue parte de la lucha de King por la igualdad salarial entre hombres y mujeres en el tenis profesional.

La batalla de los sexos es su película más técnica…

V.F.- Sin duda. Pero lo más importante era acertar en la parte emocional de los personajes. Aunque el montaje del juego fue uno de los puntos más difíciles.

J.D.- Queríamos contar en detalle lo sutil, como las escenas entre Billie Jean y Marilyn, que el público viera y sintiera la historia a través de su mirada y no a través de los ojos masculinos de alrededor.

Pequeña Miss Sunshine les colocó en Hollywood, ¿sigue esa puerta abierta?

J.D.- Cambió nuestras vidas…

V.F.- Si haces un blockbuster de alto presupuesto y fracasa, la industria no vuelve a llamarte.

La película se estrena en medio del mayor escándalo de acoso sexual de Hollywood…

V.F.- Nuestro propósito era mostrar lo lejos que hemos llegado en 44 años. Pero las noticias de Trump, Ailes y ahora Weinstein son alarmantes: es increíble que el tema siga presente.

Parte de la historia cuenta los problemas de King en su matrimonio y cómo descubrió su identidad sexual.

Valerie, es usted mujer y directora en una época en la que se habla de esa igualdad, pero trabaja a la par con su marido. ¿Tu experiencia es distinta al resto?

V.F.- Totalmente, no comparto las mismas experiencias porque trabajo junto a un hombre. Aunque sí he experimentado el sexismo: hay quien prefiere a Jonathan para hablar de ciertos temas…

¿Se dividen las tareas?

J.D.- Los dos lidiamos con todo. Compartimos mucha libertad para experimentar y encontrar las mejores soluciones juntos.

Con información de El Mundo

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*