Así fue la primera presentación de Harry Potter ante las editoriales

Mónica Garrido.- En 1997, J.K. Rowling era una autora desconocida que buscaba una editorial dispuesta a publicar la novela juvenil que escribió en un sencillo café en Escocia. Tras varios rechazos, Bloomsbury se atrevió con la historia que sería un fenómeno mundial.

La escritora británica fue rechazada en 12 oportunidades por distintas casas literarias. La historia de un niño de 11 años que descubre que es un mago, no despertó el interés de las editoriales que se negaron a dar una oportunidad a J.K. Rowling.

Joan Rowling, tuvo una chance en 1997, cuando Bloomsbury vio potencial en las aventuras de “El niño que vivió”. Usó solo sus iniciales ya que, como mujer, se consideró que aquello disminuiría sus posibilidades de triunfar.

Finalmente, el 26 de junio de aquel año, Harry Potter y la piedra filosofal estaba a la venta. El triunfo de la Rowling es conocido. Con una saga compuesta por siete libros y ocho películas -sin considerar historias anexas como Criaturas fantásticas y dónde encontrarlas- la autora creó un mundo un fantasía que convoca a millones de fanáticos.

A 20 años de la hazaña literaria, Bussines Insider publicó la primera página del documento enviado por J.K. Rowling a las editoriales en 1995. Estas páginas están disponibles en la Biblioteca Británica como parte de su exhibición: Harry Potter: A History of Magic.

Esta es la primera página de la sinopsis presentada por la creadora de Harry Potter en 1995:

“Harry Potter vive con su tía, su tío y su primo porque sus padres murieron en un accidente automovilístico, o eso le han dicho. A los Dursley no les gusta que Harry haga preguntas; de hecho, parece que no les gusta nada de él, especialmente las cosas extrañas que siguen sucediendo a su alrededor (que Harry no puede explicar).

El mayor temor de los Dursley es que Harry descubra la verdad acerca de sí mismo, así que cuando comienza a recibir cartas cerca de su undécimo cumpleaños, no le permiten leerlas. Sin embargo, los Dursley no están tratando con un cartero cualquiera, y en la medianoche del cumpleaños de Harry, el gigantesco Rubeus Hagrid derriba la puerta para asegurarse de que Harry lea su mensaje. Ignorando a los horrorizados Dursley, Hagrid le informa a Harry que él es un mago, y la carta que le da a Harry explica qué se espera de él en la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería.

Para la furia de los Dursley, Hagrid también revela la verdad sobre el pasado de Harry. Él no recibió la cicatriz en su frente en un accidente automovilístico; en realidad es la marca del gran hechicero oscuro Voldemort, que asesinó a la madre y padre, pero misteriosamente no pudo matarlo, a pesar de que era un bebé en ese momento. Harry es famoso entre las brujas y magos que viven en secreto en todo el país porque la supervivencia milagrosa de Harry marcó la caída de Voldemort.

Así que Harry, que nunca ha tenido amigos ni familiares que valga la pena, descubre una nueva vida en el mundo mágico. Viaja a Londres con Hagrid para comprar su equipo de Hogwarts (túnicas, varita, caldero, borrador para principiantes y botiquín) y, poco después, se marcha a Hogwarts desde la estación King’s Cross (plataforma nueve y tres cuartos) para seguir los pasos de sus padres.

Harry se hace amigo de Ronald Weasley (el sexto de su familia que va a Hogwarts y se cansa de tener que usar hechizos de segunda mano) y Hermione Granger (la chica más inteligente del año y la única persona en la clase que conoce todos los usos de la sangre de dragón ). Juntos, tienen sus primeras lecciones de magia: astronomía en la torre más alta a las dos de la mañana, herbología en los invernaderos donde el…”

[Fuente: Culto. La tercera.]

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.