Selección de poemas de Miguel Florenzano (Del Libro “3 en UNO”)

TRISTEZA
Brillando en la oscuridad,
un vivir con ansiedad,
entender la realidad,
de cuanto hace la maldad.
El alma expresa con murmullo,
el quebrar de algún orgullo,
con los cortes del capullo
y que nunca han sido suyos.
Sumergido en los quejidos,
por los daños infringidos,
en corazones con latidos,
van dejando algunos seres forajidos.
Yaciendo en la penumbra,
con una luz que poco alumbra,
poco a poco se acostumbra
y con letras se deslumbra.
El afán de descubrir,
confrontar y discutir,
sin querer a nadie herir,
deseando un alma revivir.
Impresiona la vileza,
escondiendo la rudeza
de algunos seres con destreza
que van causando más tristeza.
El disminuir de la alegría,
del disfrutar la algarabía,
y opacando simpatía,
es la muestra de una vil hipocresía.
Invocando a Isaías 35:4,
la injusticia y el maltrato,
y con letras hoy relato
la tristeza que retrato.


PASANDO
Mientras el tiempo va pasando,
el día a día voy viviendo,
un pasado recordando,
y la vida continuando.
Mucho ha sido lo vivido,
contemplado y aprendido,
acariciando lo obtenido,
y extrañando lo perdido.
Caminar con pesadumbre,
lo he vivido casi por costumbre,
y escalando hacia la cumbre,
voy buscando la luz que a mí me alumbre.
Continuando con la marcha,
hago pausas limpiando algunas manchas,
y avistando una llanura que a sus anchas,
contemplo luces y colores como escarchas.
El tiempo va pasando,
cuando la luz en la llanura va opacando,
y al buscar algún lugar donde irme refugiando,
a pasar otra noche y las estrellas contemplando.
Con la luz de un nuevo día,
escucho el trinar de las aves en plena algarabía,
continuando con mí marcha lleno de armonía,
descubriendo ese tesoro que me llena de alegría.
Como todo va cambiando,
los recuerdos voy dejando,
la carga en mi equipaje aligerando,
y mi visión se va aclarando.
La pesadumbre voy dejando,
con un presente al que me he ido adaptando,
y sin sentir por el olvido algún quebranto,
mi marcha continúo sin penas y sin llanto.


ENTENDER SIN COMPRENDER
Expresando mí querer,
quiera Dios me pueda usted entender,
el amor que siento por mi gente sepa comprender,
que ahora escribo y pueda usted leer.
No ha sido fácil el aprendizaje,
por un actuar casi salvaje,
y a pesar de todo, hoy le extiendo este mensaje,
cuando caen los follajes.
Entendiendo las razones
que exteriorizan las pasiones,
el amor y odio en corazones,
hoy me dan preocupaciones.
Controlando las pasiones al actuar con lucidez,
nos aclara el nubarrón que tuvimos una vez,
y fue tornando los caminos casi que al revés,
hoy nuestra mente va supliendo la escasez.
Escuchando y tolerando sin remiendo,
las razones hoy entiendo,
aunque el odio no comprendo,
a las pasiones y los errores voy conteniendo.
Siempre hay tiempo para la reflexión,
si tenemos la intención,
tomando hoy la decisión,
si entender y comprender la ponemos en acción.
Conociendo bien las diferencias,
y limpiamos las consciencias,
al dejar las apariencias,
andaremos todos juntos sin carencias.
El adjetivo en el lenguaje solemos entender,
aunque el mensaje es difícil comprender,
por el conocimiento del que solemos carecer,
y buscar auxilio en aquel que puede responder.


HAMBRE
Tengo hambre,
tengo agobios y calambres.
Mis sentidos están sobrecargados,
mi organismo está por colapsar,
ya no aguanto tanta hambre.
Tengo hambre de una mano amiga,
tengo hambre del amor,
me indigesta la indiferencia, el odio y el rencor.
Siento estar desfalleciendo por inanición,
deseo apertrecharme de ilusión.
Mi visión se está nublando,
ya no sé cómo lo aguanto,
no es reproche ni es un llanto.
Mi pulso es tembloroso,
sólo me alimento de letras que a mi alma dan reposo.
Me pregunto:
¿Hasta cuándo?
Mi apetito se acrecienta
cuando hallo una presencia
que acaricia mi impaciencia
y me muestra valentía con consciencia.
Ya estoy casi desnutrido,
poco emito algún sonido,
y mi amor se ha reprimido.
Tengo hambre de miradas compasivas,
tengo hambre de amistades sensitivas,
y sólo espero iniciativas.
Mis recuerdos ya se agotan,
mis miradas hacia atrás hallan muros y rebotan.
Ya tengo escalofríos,
mis pies y manos están muy fríos,
por mucho tiempo mi mundo ha sido muy sombrío.
He tomado el desafío,
de buscar en quien confió,
ya en lealtades no me fio.
Tengo hambre de saber,
tengo hambre de aprender, comprender
y de alguna forma componer
lo que alguna acción pudo romper.
Tengo hambre de humildad,
tengo hambre de un abrazo de hermandad,
anhelo un pan relleno de amistad
y untado de lealtad.
Tengo hambre de vivir
sin que nada pueda interferir,
mis sueños revivir
y con todos compartir.


MINNESOTA
No sé bien el objetivo,
y si bien tiene sentido,
pero ahora me motivo
y agradezco el donativo.
Por un tiempo me enseñaste,
a no dañar lo que fundaste,
mira ahora lo que lograste,
y es que a mí me transformaste.
no sé bien que pretendías,
pero a mí me corregías,
fue algo así como una magia
lo aprendido día a día.
Sabes bien de dónde vengo,
y olvidarlo no pretendo,
pero ahora ya comprendo,
lo que es el fundamento.
No sé cómo y lo agradezco,
y no sé si lo merezco,
pero no tengo pretexto
en superar lo que padezco.
Me has exigido hasta el desgaste,
y ahora mira lo que hallaste,
yo sé bien que me pillaste,
y es que a mí me despertaste.
Aún recuerdo cuando vi
y todo aquello que sentí,
en el viaje que hice aquí,
pienso ya que lo entendí.
Corregiste en mí el orgullo,
y no quise herir el tuyo,
pero ha sido como un murmullo,
respetar es lo que ahora intuyo.
No pretendo corregirte,
ni tampoco sugerirte,
pero en mí ya conseguiste,
a alguien bueno y sin mentirte.
Yo no sé por cuanto tiempo,
lo que aquí estaré viviendo,
pero una cosa si te cuento,
que en mí hay buen sentimiento.
Yo no hablo bien tu lengua,
y se bien que eso a mí me mengua,
deseando que haya quien me entienda,
y también que me comprenda.
Por ahora me despido,
expresando con sentido,
pero algo si te digo,
no soy malo, soy tu amigo.


 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.