“HACIA EL BICENTENARIO DEL 28 DE ENERO, PRELUDIO TRIUNFAL DE CARABOBO” por Vinicio Nava Urribarrí

AUTOR Agencia Literaria

La revolución de la Provincia de Maracaibo que culminó formalmente con el Acta de Independencia el 28 DE ENERO DE 1821, constituye un suceso de extraordinaria importancia para la región, la república y el continente.

La única entre todas las naciones de América en consagrar además de la Independencia, la República Democrática, siendo determinante para que Panamá declarara la suya en agosto del mismo año.

Razones para que el Libertador ordenara la publicación de su texto en la Gaceta Oficial y el periódico Correo del Orinoco, fuentes inequívocas para la posteridad sobre la significación de este acontecimiento en  la libertad de Venezuela.

Habían transcurrido más de siete años, durante los cuales Caracas y su Provincia se hallaban nuevamente bajo el yugo español, desde que Bolívar y Mariño fueron derrotados en la Segunda Batalla de la Puerta el 15 de junio de 1814.

En efecto, después de Boyacá en agosto de 1819, Simón Bolívar comprendió muy acertadamente, que para completar la independencia venezolana, necesitaba de la región zuliana por su situación geográfica con sus recursos materiales y humanos.

Durante 1820, Bolívar trató de invadir y ocupar Maracaibo, mas sus planes quedaron frustrados al ser derrotadas sus fuerzas enviadas por la Guajira y Perijá, y caer la flotilla que construía a orillas del río Zulia, a bordo de la cual iría hacia la capital zuliana el resto de su ejército. Y entonces, convencido de su fracaso optó por aceptar el Armisticio propuesto por el General Pablo Morillo, dando tiempo para reorganizar y fortalecer sus Divisiones en vista de una batalla definitiva que ya se planteaba.

En esta perspectiva se ubicaba con su ejército en Trujillo, y daba instrucciones al General Rafael Urdaneta para que se comunicara con los patriotas maracaiberos de quienes se sabía conspiraban contra el imperio español.

Urdaneta, motivado por su ya acostumbrada lealtad, a la vez que por su amor a la magna causa, con más razón ahora, tratándose de su tierra natal, así lo cumplió.

Maracaibo se levantó unánime, el Gobernador realista Feliciano Montenegro y Colón entró en pánico y huyó, dejando su puesto a cargo del Coronel Francisco Delgado, maracaibero al servicio de la Corona española por mucho tiempo, pero que pronto influido por sus hermanos José María y Juan Evangelista, ardientes partidarios de los republicanos, no tardó en sumarse al movimiento independentista.

Delgado, en medio del expectante ambiente, al enterarse de que el batallón Tiradores enviado por Urdaneta, ya estaba en La Rita listo para apoyar a los patriotas, convocó a todo el pueblo, y  a las diez de la mañana del 28 de Enero de 1821, el muy Ilustre Ayuntamiento, a nombre de la Provincia de Maracaibo, declaró su Independencia y rompimiento definitivo con España, dejando a salvo sus principios democráticos, asociándose al mismo tiempo a la gran República creada por el Congreso de Angostura en 1819.

La Academia de Historia del Estado Zulia, muy acertadamente ha creado el Comité Celebración del Bicentenario del 28 de Enero, Preludio Triunfal de Carabobo.

Nombre muy ajustado a la verdad histórica, porque la División Zulia al mando del General Rafael Urdaneta, después del pronunciamiento antes referido, marchó de victoria en victoria, libertando a Coro hasta llegar a Barquisimeto, ciudad adonde llegó el máximo héroe zuliano gravemente enfermo y halló un histórico oficio en el cual el Libertador lo elevaba a General en Jefe por haber sumado a su brillante trayectoria, la más arriesgada y sufrida marcha en la presente campaña. Y por otra parte, le ordena quedarse en dicha ciudad hasta restablecerse de los quebrantos que padece, dándole a la vez instrucciones para que divida sus cuerpos militares en dos secciones: una al mando de Antonio Rangel que debe dirigirse hacia San Carlos de Cojedes, sitio de concentración de las fuerzas republicanas; y la otra, mandada por Cruz Carrillo para que avance sobre San Felipe en Yaracuy, tratando de engañar al enemigo, haciéndole creer que el ataque era sobre Valencia (exitosísima operación de diversión).

Genial estrategia del Libertador, porque el batallón Tiradores al mando de Heras, fue decisivo en la Batalla de Carabobo, y el batallón Maracaibo bajo la conducción de José María Delgado, puso en fuga las tropas realistas de Manuel Lorenzo y derrotó las de Juan Tello en el Pao, logrando disminuir las fuerzas enemigas en más de mil hombres, despachadas a ese lugar por el General Miguel de La Torre ya establecido en las llanuras carabobeñas.

Por todo lo expuesto, es recomendable que la celebración del bicentenario de la Batalla de Carabobo que ha de realizar el Gobierno Nacional, vincule el glorioso 28 de Enero con el 24 de Junio, porque en el primero, Maracaibo causó la reanudación de la guerra, tal era el cálculo estratégico del Libertador para coronar con excelsos laureles su acción en el campo de la inmortal batalla en donde quedó derrotado el ejército realista al mando del propio Capitán General Miguel de La Torre, obligado a refugiarse en Puerto Cabello al amparo del batallón Valencey, cuyo comandante Tomás García salvó con honor los estandartes españoles en valiente retirada, no obstante su descalabro y terrible pérdida.

En todo caso, el Zulia todo, celebrará el 28 de Enero como gran fecha patria y preludio triunfal de Carabobo el 24 de Junio, ambas efemérides originadas en el memorable año de 1821.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.