[ROBO] Dueño de violín de 1740 pide por su devolución

AUTOR Agencia Literaria

Era lunes, 6 de noviembre de 2017, por la tarde. Dani Cubero salía de trabajar hablando por el móvil. Caminando por la Avinguda Paral·lel de Barcelona, cerca del teatro El Molino, alguien se le acercó y, por sorpresa, le dio un codazo en la cara. Dani empezó a sangrar por la ceja y, cuando consiguió recomponerse, alguien se había llevado uno de sus bienes más preciados.

A Dani Cubero, profesor del Conservatori del Liceu, integrante del Cuarteto Qvixote y uno de los músicos que trabaja actualmente junto a la cantaora flamenca Mayte Martín, le acababan de robar su violín. “Estaba hecho en Praga, en 1740, y pagué por el 35.000 euros”, explica el violinista a La Vanguardia.

“Fue un robo con violencia. Pasó todo muy rápido. Noté que brotaba la sangre y ya casi no vi nada más”, recuerda. El pequeño violín, su funda gris y el arco de la marca Hill ya habían desaparecido. “Me he puesto en contacto con luthiers, conservatorios, anticuarios y otros profesionales del sector por si saben algo. Incluso estoy mirando en Wallapop”, asegura.

Hacía tres años que Dani Cubero tenía ese instrumento. Su característica principal es que tiene la caja muy abombada y en la parte de atrás lleva unas letras grabadas. El violín salió del taller del luthier austríaco Johannes Udalricus Eberle.

Nacido en municipio tirolés de Vils en 1699, Eberle fue alumno de Thomas Edlinger y estableció su propio taller en 1727, convirtiéndose en uno de los mejores fabricantes de la escuela de Praga. Destacó especialmente imitando los violines de Cremona (en la que fueron maestros Antonio Stradivari, Giuseppe Guarneri o Andrea Amati).

Con información de La Vanguardia

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*