[ENTREVISTA] La última entrega del personaje de Alicia Giménez Bartlett se titula “Mi asesino en serie”

AUTOR Agencia Literaria

La inspectora Petra Delicado lleva, con ésta, diez historias a cuestas. La última entrega del personaje de Alicia Giménez Bartlett (Almansa, 1951) se titula Mi asesino en serie (Destino) e introduce en el relato a un miembro de los Mossos d’Esquadra a quien sorprendentemente –es mucho más joven que Petra- le encomiendan el mando. Ella no lleva muy bien que le den órdenes.

Cuando Petra inició su andadura no había ni policía autonómica ni euro ni móviles ni internet…

Me da cierto vértigo, sí.

Vive y escribe en Vinaroz, en el campo y dice que sólo los amigos le interesan ¿Ha roto estos días con alguno por diversidad de opiniones sobre Catalunya?

En absoluto. Será que tengo amigos que piensan como yo… y sí, escribo delante de los naranjos con un perrazo al lado, adormilado. De las 10 a las 4, sin comer. Me arreo un café, fumo un par de cigarrillos…

¿Cómo logra esa armonía ideológica de la que hablábamos?

Eso se hace con respeto y escogiendo las palabras. Me sorprendió mucho cuando Vargas Llosa se dirigió a la gente en la manifestación… Un hombre que maneja el lenguaje como él y… ¡cómo fue capaz de ofender con tanta torpeza a tanta gente!

¿Cómo va la salud del colectivo de escritores en España?

¡Óptima! Nunca habíamos tenido tantos autores de tantos géneros.

Qué le molesta más a Petra de que le mande un mosso: ¿que sea hombre, que sea más joven o que sea de otro cuerpo?

¡Que sea joven! Le fastidia porque tiene otros métodos que la soliviantan. Al final logran ser amigos.

Dígame un rasgo diferencial entre mossos y policía nacional

No creo que lo haya. Al principio sí, se hacía bromas y los mossos parecían copias de bobby inglés. Una figura que uno veía como imagen protectora, alguien que te ayudará…

¿Y la policía nacional?

Ellos nunca. Para mi generación, desde el franquismo, el policía siempre fue una figura amenazante. Tal vez ahora se han puesto al mismo nivel los dos cuerpos.

¿Le duele Catalunya?

Me da una pena horrible lo que está ocurriendo. A mi me encantaba esa escena de dos señoras en el mercado, una se dirigía en catalán y la otra se despedía en castellano. Cap problema! Creo que se ha llegado demasiado lejos.

¿Comprende el sentimiento de frustración de mucha gente?

Sí. En España nunca se ha entendido el hecho catalán, eso es cierto. Parece que aquí hablemos catalán porque nos pasa por las pelotas y no porque ya tu abuela te hablaba en catalán… pero de repente esta vuelta de tuerca lo está forzando todo sin consenso previo.

¿Qué decirles a los jóvenes?

Las nuevas generaciones necesitaban una nueva épica; estaban desengañados laboralmente y, de repente, les dieron una especie de luz a seguir… ¡Eso es muy peligroso!

Rasgos comunes entre las asesinadas: mujeres muy solitarias, con pocos familiares y amigos.

Cada vez veo más a mi alrededor más mujeres que responden a ese patrón. Hombres también… pero las mujeres lo cuentan más, no les da vergüenza reconocer la soledad.

¿Entiende que acudan a esas agencias matrimoniales?

Por supuesto. Bueno, yo… en principio lo entiendo todo.

Eso les ocurre a todos los escritores de novela negra.

Es verdad. Hay quien no entiende que una feminista pueda ser una mujer perfectamente maquillada y bien vestida. ¡Pues claro que sí!

De todos los modos de matar que usted habrá descubierto en sus lecturas ¿qué crimen le pareció más ingenioso?

Los crímenes de Agatha Christie, aunque no me guste como escritora. Realmente, mataba maravillosamente, metiendo un globo con gas letal por una cerradura. Naïf.

¿Mejor que el crimen real?

Una vez la policía nacional me llevó a ver pruebas. Fotos y proyecciones. No quise volver. ¿Recuerda ese asesino que mordía a las mujeres en el hombro, en Barcelona? Vi aquello, en movimiento , un video de reconstrucción, cien veces… mientras tomaban notas. Era insoportable.

Vuelve a analizar varios clichés hombre/mujer

El juego de la lucha de sexos, si no es cruento, es lo más divertido que hay. A mi me distrae mucho.

Y Petra sigue dejando caer comentarios sobre la edad. ¿Quién lo lleva mejor, ella o su autora?

Su autora, desde que entró en los 60, lo lleva de puta madre. Ya no eres sexy, sabes que ya no vas a ligar… y eso te relaja un montón. Estás fuera de mercado. Bueno, siempre hay algún outlet… pero ya no tienes que demostrarte nada a ti misma .

¿Tampoco como escritora?

Si esta fuera la última entrega de Petra debería estar satisfecha. Hasta aquí hemos llegado, ya está…

El club de fans ¿la reafirma?

Puedes tener gente muy fiel y tú estar haciendo basura.

¿Algún error confesable?

Llegué a cambiar nombres de secundarios. Y puse Arca de Moisés en lugar de Arca de Noé. Suerte que un amigo lo paró a tiempo…

¿Cuántas entregas más de Petra se ve capaz de ofrecernos?

No lo sé. Lo dejo a mi placer y a mi intuición. Con la edad creo que una detecta cuando llega al tope de su talento. Y espero que ese día me dé cuenta.

Con información de La Vanguardia

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*