[RESEÑA]: “El Fantasma de Prospect Park” de Albo Aguasola, en su segunda edición. Por Nayle Rodríguez

AUTOR Agencia Literaria

Un gran éxito del escritor venezolano Albo Aguasola que ha logrado traspasar fronteras, sumergiendo a los lectores en su universo fantástico. Su obra precozmente agotada ha tenido un gran impacto en los Estados Unidos y en parte de Latinoamérica. Otorgando a su público y seguidores el privilegio de continuar conociendo sus trabajos literarios. En su segunda edición del Fantasma de Prospect Park, nos muestra fragmentos de sus poesías, capítulos de algunas novelas como Vasonegro, La lluvia y el barro, de libros filosóficos como Humanus Habemus, El sepulcro de los bonitos, y cuentos como Así, la niña y la mariposa, El llanto de los Silenos y la canción del grillo.

De esta manera nos da a conocer su talento en diversos géneros, y nos demuestra que no solo es un escritor de ficción, sino que también compone poesía y relatos filosóficos donde explora a placer la condición humana y la problemática existencial del mundo en que vivimos. Guarda en su espíritu creativo además del poder destructivo de un fantasma sarcástico en su manera de expresarse y quejarse ante la sociedad por todo lo que pudo percibir en vida; las injusticias, la falsedad, la avaricia y muchas otras cualidades que hacen nociva a la criatura más fascinante de la naturaleza: el hombre, otros relatos agradables que describen momentos apacibles colmados de encantos y de serenidad, donde la vida fluye en armonía, como un delicado manantial que brota de la tierra y la cubre de flores, mariposas y aves primorosas que embellecen el paisaje y regalan majestuosamente la belleza de su canto.

El personaje principal de esta obra a pesar de que demuestra ser un espectro despiadado con sed de venganza y sediento de frenesí, en el fondo no es malo y ese sentimiento se refleja cuando abre su corazón y sufre por aquella mujer a quien la vida en un acto cruel y despiadado arrancó de su lado.

Aguasola en sus otras obras aborda temas de la vida cotidiana, en su narrativa muestra su sensibilidad y el amor por la vida. En su novela Vasonegro se puede visibilizar y sentir, el escritor por medio de su obra refleja en uno de los personajes como son los seres en esta sociedad llena de complejos, donde la ambición, la tiranía y el abuso convierte al ser más valioso del universo en víctima de sus semejantes.

El autor además de ser un agudo pensador es un apasionado de la vida, la justicia y la igualdad. Logrando el interés en sus lectores de indagar y descubrir ese universo desconocido para convertirnos en grandes exploradores del pensamiento y penetrar con ello en los grandes misterios de la existencia, en los laberintos de la historia y otros notables acontecimientos de la antigüedad.

Nos invita a penetrar en un mundo cósmico cuando nos menciona en la novela fragmentos como este  “¡En estas Hiares, en estas Tiares y en estas Piares”, esas palabras que delicadamente entona el ánima nos hacen recordar las grandes riquezas mitológicas que a veces son poco conocidas, sin embargo, el estudio nos lleva a esa magia de adquirir nuevos conocimientos para poder compartir con nuestros padres y abuelos acerca de las leyendas e historias que a ellos les contaron cuando eran niños, así como también indagar con amigos y conocidos esos mitos fantásticos que nos ayudarán a debatir diversas opiniones para rescatar la cultura de nuestros antepasados, y sobre todo a recapacitar y dejar atrás esos falsos prejuicios impuestos por algunos modelos sociales o medios visibles, que por algún tipo de marketing han ido corrompiendo la espiritualidad del individuo y destruyendo la verdadera felicidad en los jóvenes. Porque lo único importante para ellos es vender a costa de lo que sea y poco a poco la sociedad se está oscureciendo, convirtiéndolos en seres competitivos, envenenando su alma, llegando incluso hasta a cometer crímenes por sed de venganza o ambición con el único deseo de poseer cualquier objeto, dejando el amor, la generosidad y la bondad a un lado.

Ese tipo de conductas no les permite despertar de ese falso espejismo y van perdiendo lo más hermoso de la vida, que es estar en pleno contacto con la naturaleza, ser capaces de poder crear e incentivar a las demás personas, compartir los momentos más valiosos y fugaces. La belleza del arte en todas sus disciplinas: la danza, la pintura, el teatro, la literatura, la escultura, el canto, la dramatización, la música, están en nuestro interior, quizás ocultas pero siempre presentes en cada sueño, en una gota perdida que se desliza por nuestra piel, que nos va mojando y nos acaricia con suaves promesas o esperanzas de ilusiones que viven desde siempre y que nunca se realizaron.

Cuando expresas enojo como sucede en la novela de “La lluvia y el barro” también de Aguasola, en su primer capítulo vemos reflejado el caso de dos hermanos: 6 amante del campo y sus cosechas, quien a su vez odiaba la poesía por considerarla tonterías, no creía en Dios y vemos ese ejemplo cuando una parte de la sociedad margina el arte de diversas maneras y siempre juzgan a todos los escritores, pensadores, cineastas, pintores, fotógrafos que ninguno cree en Dios y los etiquetan de alguna manera que no creen en nada y es que también existen demás personas que no creen en nada, tampoco se les juzga todo, va de acuerdo a sus culturas o modo de pensar en este mundo todo es válido, no todos podemos pensar igual, en esa novela vemos el caso de dos hermanos totalmente distintos, uno trabajador del campo que nunca tuvo la oportunidad de ir a la escuela y gastó su juventud en los cultivos trabajando. Ese fue el mundo que conoció, sentía un enojo grande por la sociedad y un gran resentimiento por su hermano, porque este sí pudo estudiar, aprender cosas que él consideraba una gran pérdida de tiempo, pero que muy en el fondo las deseaba. Acusa a su hermano de ser el culpable de la muerte de su progenitor y su ruina ya que él fue el único que se quedó en el campo trabajando para ayudar a su padre y mandarle a 7 dinero para sus estudios. Son historias que nos pueden tocar el alma y que pueden verse reflejadas en algún lugar.

Otro de los temas importantes que aborda Albo Aguasola en uno de sus cuentos es la Psicología, la forma en la que interactúa el individuo. En su cuento “Así” vemos el desenvolvimiento de los personajes; el enfermo y el psicólogo en su entorno social, la manera en la que influye directa o indirectamente en la conducta del paciente ayudándonos a comprender su entorno y los estados de ánimos de ambos.

Notas interesantes respecto a las dos ediciones del Fantasma:

En la primera edición la obra El Fantasma de Prospect Park consta de 13 capítulos y en la segunda edición 15, aunque en realidad son 14, del cual el (13) por ser considerado de mala suerte se hace invisible para continuar con esa mágica aventura.

Además de que el autor le rinde un homenaje a su ciudad natal a través del espectro. y es muy probable que en algún lugar del Parque de Prospect Park un espectro continúe deambulando y deseando transmitir sus más profundos sentimientos, a través de su creador como lo es Albo Aguasola. Esta es una excelente producción literaria que no te debe faltar y te debe acompañar en tus viajes para descubrir esos tesoros ocultos en la literatura y enriquecer tu espíritu.

Algunas Frases y Poemas de La segunda Edición del Fantasma de Prospect Park:

  Hoy quisiera verte una vez más, para darle alegría a estos ojos mustios, a este corazón herido por la daga del olvido, a este silencio mío tan bullicioso y profundo. Verte, aunque tan solo fueses un pétalo en el viento, una espiga que canta, un susurro en el tiempo, una hoja caída en el otoño que por todos los caminos va muriendo. Verte, para ahogar mi soledad, o quizás, para quedar en paz con esa parte mía que se durmió esperándo

Albo Aguasola”

  “Soy noche aun, derramada sobre un sillón de cuero, sobre un párpado vencido, o sobre el pájaro desollado por la uña del terror. Soy noche sobre la soledad del mundo, sobre los vastos imperios, sobre el cántaro que reposa o los pétalos caídos, de algún rosal amarillo que floreció a destiempo. Soy noche ahora, tú lo procuraste, de no haberlo querido no hubieses dejado apagar el leño. Soy noche ¿Y qué más da? Si sucumbes al frio invierno no habrás sido el primero. Yo sigo siendo esa noche eterna que detesta el amanecer. Tú; marioneta que se envuelve entre las hélices de mis dedos. Cruel noche soy, sobre la ciudad y los perros, sobre la tristeza del oprimido, sobre la flor que tirita y la insensibilidad del viento. Noche poblada de helmintos, sobre el canto desatado de la mujer lozana, sobre el manto harapiento del que deambula buscando su porvenir incierto, sobre las estatuas de hierro y la desnudez del pueblo. Soy noche de esas que abundan y que vienen desde lejos. Agria y desventurada, noche oscura y sin consuelo. Noche de las que roban la calma de los durmientes, de aquellas en que se oyen gritos, de esas en que amanecen doblados sobre los bancos de los moribundos cuerpos. En mi se desata la tormenta, se oculta el ladrón rabioso, rechina el diente fiero de la carroña, retumba frívola y soberbia la risa de la prostituta, se irrespeta en su sombra la fealdad del murciélago. Y yo soy noche aun, qué más da, ¿Por qué no habría de serlo? Si aún eres virgen entre mis brazos y aún no he robado tu sueño.”

El Fantasma Godofredo Caccharelli

“Yo no estoy muerto, ella tampoco, es el sueño que nos calla, somos umbelas en el viento, aves silenciosas en el amanecer de un mar en calma, cascadas que cantan, ríos que andan y que llevan en sus vientres miles de vidas y de algas, ¿Por qué renunciar a la alegría de vivir etéreamente, aceptando que hubo dolor en mi caída? No, yo no estoy muerto ¿La muerte qué es? ¿Acaso no es el camino hacia una vida más exuberante? Muchos seres no son felices porque subestiman lo que poseen, creyendo falsamente que lo que tienen es mejor, pero nosotros sonreímos siempre, porque estamos unidos por la vida y por la muerte Sarah, somos dichosos sabiendo que reencontrarnos es nuestro destino, una vez que él muera, nuestras almas se encontrarán en el mismo sitio donde nos separaron, pues ya no estará ese puñal ni ese obstáculo maldito entre nosotros, mientras tanto aguarda amada mía, que no será tan dolorosa esa espera ni tan prolongada esta agonía”

El Fantasma Godofredo Caccharelli”

“Yo no soy un desalmado, jamás podría lastimar ni matar a una criatura inocente y frágil. ¿Qué pensaría de mí la gente si supiese que también asesino niños? ¿Qué diría mi amada Sarah? Carajo y ¿Qué dirían mis lectores si llegan a leer este libro en Valle de la Pascua?”

El Fantasma Godofredo Caccharelli”

Entregarle un tesoro tan grande a un hombre que por ambición y venganza había sido el protagonista de un acto tan macabro, sería reconocer que ese ser le había superado, y que por lo tanto debía cumplir su promesa de desaparecer para siempre y volver al mundo de las tinieblas, algo que el fantasma, amante de la vida nocturna y sanguinaria no estaba dispuesto a realizar.

El Fantasma Godofredo Caccharelli”

-¡Te recordaré en cada pájaro y me dirás adiós en cada barco de papel! –luego cerró los ojos y su voz débil y lastimera calló para siempre.

Onelio”

Estimado lector abordar El Fantasma de Prospect Park (Editorial Negro Sobre Blanco). En la página del Facebook e Instagram El Fantasma de Prospect Park y Albo Aguasola.

Es importante destacar que el autor del Fantasma de Prospect Park impulsa la creatividad literaria en Venezuela por medio de la Fundación para las artes y la cultura Albo Aguasola.

Mis queridos seres del “Universo Estelar” los invito a sumergirse en esta majestuosa obra pueden seguirme en mi cuenta de twitter @NayleRodrguez1 y en Facebook: Nayle Rodríguez

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.