[MÚSICA] El reconocido Dj Fin Greenall confesó que jamás publicará lo que grabó con Amy Winehouse

AUTOR Agencia Literaria

El reconocido Dj y productor de artistas, Fin Greenall, reveló hace poco que en su ordenador reposan algunas maravillas que compuso con Amy Winehouse cuando ella todavía no había firmado por su primer disco y contaba con 17 años. “Las canciones que compuse y grabé con Amy permanecerán siempre en mi disco duro, tal y como acordamos”, confesó.

Greenall destacó que durante la carrera de Winehouse a ella, le fue muy bien y a su parecer era “una artista completamente formada, inteligente y emocionante. Todo lo que cantó conmigo ya sonaba a Amy, con un talento verdaderamente sorprendente… y un alma complicada”.

Los caminos de Greenall y Winehouse se separaron cuando ella firmó por Island Records, para grabar su debut, “Frank”, y vender más de cinco millones de discos en todo el mundo.

Reconoció que gracias a su trabajo con Winehouse se hacía cada vez más espacio en la composición de temas y la producción para grandes artistas de la talla de John Legend, Ryuichi Sakamoto o Elbow.

“Amy tuvo una gran parte de culpa en ello. Yo estaba componiendo canciones para que otros añadieran sus voces al que iba a ser mi segundo álbum para Ninja Tune [el primero, «Fresh Produce» (2000), fue una sesión de chill out principalmente instrumental]. Sin embargo, después de trabajar con ella decidí cantarlas yo mismo, en un proceso que acabó convirtiéndose en el que ahora considero mi primer trabajo: “Biscuits for Breakfast” (2006)”.

Después de aquello, Greenall publicó otros siete discos más con los que consiguió quitarse la coletilla del «hombre que compuso los primeros temas de Amy Winehouse», publicando canciones en bandas sonoras de películas como «12 años de esclavitud» o series como «CSI», «House» o «The Walking Dead». Su último trabajo, «Resurgam» (Ninja Tune, 2017), vuelve a echar mano de ese soul a base de guitarra acústica y pinceladas de electrónica, unas veces frágil y otras poderoso, que ha convertido en marca de la casa.

“Fui DJ antes de que estos se convirtieran en millonarios. No había una carrera como tal, se hacía todo por puro hedonismo, con algún sobre de dinero ocasionalmente, claro. Y a día de hoy no creo que merezca más atención, recibo exactamente la que merezco. El anonimato es un valor. Hago lo que hago por amor a la música, no deseo ninguna fama”, aseguró.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.