[ENTREVISTA] José Nava: “Es que Dios y la Chinita me dan la luz para poder hacer las fotos que ellos quieren que haga”

AUTOR Agencia Literaria

José Nava, Premio Regional de Periodismo 2017, con más 30 años de experiencia tras el lente de su cámara, es un patrimonio viviente de la fotografía documental de nuestra ciudad. Es colaborador semanal de EL MARACAIBEÑO. 

Quisimos conocer más sobre este laborioso fotógrafo, que a diario, consigue nuevos y novedosos retratos de la realidad inatrapable de nuestra ciudad. Para hicimos 9 preguntas que tuvo a bien responder.

¿Cuándo supiste que serías fotógrafo? ¿cómo te iniciaste?

Eso fue un proceso de carambola, mi sueño era ser biólogo, de ahí que comencé en estudios generales en el año 1982 en aquella época tenias una materia de talleres vivenciales los cuales te ponían en contacto con la carrera, pues cuando vi matemática y las otras que tenia la carrera, salí corriendo a estudiar Educación mención Idiomas, la cual dejé en el cuarto semestre; vos sabéis, una huelga larga de dos años me obligo a trabajar de noche a los 21 años.

Pero mientras estaba en Estudios Generales apenas comenzaba auto-desarrollo y había materiales de Teatro, Música, Sembrar matas y… Fotografía; pues fotografía era la mía. Mi mama me presto 800 bolos para comprar mi primera cámara. Una Minolta SRT 100, en DIDSE, pues con ella comenzaron los clicks, de la mano de Aquiles Adrianza… luego pasé a estudiar fotomecánica en el INCE y Encuadernación.

En el 86, Sol Sosa, que es comadre del Director de la Julio Arraga, me recomendó y por palanca entré en los talleres libres de la mano de Mario Linares. Luego en la Secretaria de Cultura con Álvaro Silva se concibe el proyecto de la Escuela de Fotografía Julio Vengoechea y tengo el honor de ser fundador de la misma.

Johan Badell murió electrocutado cuando intentaba robarse unos metros de cable de una línea Corpoelect, en la entrada de barrio Rafael Caldera comúnmente llamado Fundabarrios.

¿Cómo consigues fotografía artística en mitad de tu trabajo como foto-periodista?

En las pautas me encuentro con muchos fotógrafos y me pongo la tarea de hacer las misma foto que ellos y algo más como disciplina; pues ese algo más, marca la diferencia entre ellos y yo.

Tengo la disciplina de ser callado, con cámara en el cuello y mover la cabeza de lado a lado buscando algo: un gesto, una luz, un contraste, que me inspire el click personal y no el click laboral; los cuales son distintos…

¿Cuál crees que es el límite de expresividad que tiene la fotografía como manifestación del arte?

En la fotografía hay para todos los gustos. Para mi no tiene limite. Hay algunas que me gustan y otras no… todas ellas te dejan algo que puedes imitar o mejorar.

¿Hubo alguna vez que no hayas podido tomar una fotografía a pesar de tener la oportunidad de hacerlo?

Si, de cada rato me pasa. Veo algo y por no tener una cámara a mano, no la hago; pero igual disfruto el momento.

Cuéntanos una de esas oportunidades

Como sabrás camino en las mañanas para ir al trabajo; pues en una de esas caminatas vi a un indigente durmiendo en la clínica bahsas. Sus brazos como almohadas, con la cabeza a un lado, y en el suelo, tres zanahorias organizadas de mayor a menor, como compañeras de sueños; pues, ¡no tenia cámara!, pero esa imagen la llevo conmigo.

Otra: un indigente bañándose en un charquito en la avenida 5 de julio, a contraluz cerca del SENIAT. Ahí estuve tentado a darle una pastilla de jabón al pobre.

Otra: un joven con la franela de Maduro de mi corazón y cinco manos en sus brazos.

El Legado de Chávez

¿Cómo diferencias a un buen fotógrafo de un gran fotógrafo?

Esta es fácil… la foto de un gran fotógrafo no se olvida. Te cala hasta el alma. Las demás las miras y no las recuerdas.

De lo urbano. Salmo 91

¿Qué opinas de comunidad fotográfica de Maracaibo? 

Maracaibo carece de una organización fotografía que se encargue de documentar los cambios de la ciudad: su luz. La ciudad es un ser vivo que cambia de minuto a minuto y los fotógrafos no nos preocupamos en demasía por registrar esos cambios. Hay individuos que hacen un trabajo de registrar y pasean la ciudad pero solo un sector muy llamativo; que si el Centro, Santa Lucia, la Basílica o Las Pulgas; pero la ciudad es un todo, no son las partes. Muy pocos han mojados sus pies en el lago.

¿Hay alguna imagen que siempre hayas querido capturar? ¿Cómo es?

No la hay, Hay fotos que me han marcado, por ejemplo Sabaneta 29: una denuncia cuando estaba en La Columna y era el muerto 29 de la cárcel. Estaba de moda el hombre de la etiqueta de la novela Por esas calles. Editorializamos la fotos haciendo la denuncia de una posible masacre, la cual se realizó meses después con 105 muertos contabilizados

Para finalizar. Si pudieras tomarle una fotografía a Dios, ¿Cómo sería?

Es que Dios y la Chinita me dan la luz para poder hacer las fotos que ellos quieren que haga. Dios es luz y si tengo la cámara: click.

Una devota escucha la misa

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*