GRAN HOMENAJE AL ARTISTA PLÁSTICO RUBÉN SUÁREZ

AUTOR Agencia Literaria

La mañana del pasado viernes 15 de septiembre la Sala Baja “Sergio Antillano” del Teatro Baralt, ambientada con música de antaño y decorada al mejor estilo de los años 20’, recibió a quiénes se congregaron para rendir un merecido “Homenaje al artista plástico Rubén Suárez” con una Muestra de Arte Colectiva en una actividad impulsada por la Fundación Ambientalista Eco Verde y la Fundación Teatro Baralt en reconocimiento a este artista ejemplo vivo de la pasión y entrega al mundo de las artes, en especial por sus aportes en la formación de grandes artistas y profesionales de las artes plásticas y por ser considerado un ejemplo a seguir en la comunidad artística zuliana.

Rubén Antonio Suárez Bueno es hijo del gran escultor Rubén Gonzálo Suárez Varela, quién fue maestro y creador de grandes obras artísticas como los Escudos de Armas de nuestra hermosa Plaza de la República de Maracaibo, entre otras obras insignes. El homenajeado fue director de la Escuela de Artes Plásticas Julio Árraga y maestro de arte en la Secretaria de Cultura, actualmente es profesor de Artes Visuales en la Universidad Católica Cecilio Acosta, llevando a cabo la formación de artistas mediante técnicas de ensamblaje, modelado, pintura, escultura y grabado en el taller que lleva el nombre de su padre.

El evento reunió a artistas plásticos, estudiantes de artes, músicos, diseñadores de moda, comunicadores sociales, representantes de la Escuela Técnica de Artes “Julio Árraga” y de la Facultad de Artes de la Universidad Católica Cecilio Acosta. Se exhibieron obras de diferentes artistas inspiradas Rubén Suárez. La Presidenta de Fundabaralt Jeanette Rincón le hizo entrega de una imagen del Teatro Baralt al tiempo que exaltó y agradeció sus aportes a las artes y a la formación de tantos artistas.

Por su parte, Rubén Suárez, al dirigir unas palabras a los asistentes expresó: “no me preparé para este reconocimiento y como decía mi padre “Si quieres hacer reír a Dios cuéntale tus planes”, alegó sentirse “gratamente sorprendido” al no imaginarse que estaba asistiendo a un homenaje para él organizado por tanta gente que lo apreciaba como su alumno Alberto González”, quién realizó un enorme esfuerzo de producción para llevar a cabo este evento y lograr el montaje de esta colectiva en la que participaron tanto artistas en formación como consagrados quienes expresaron sus originales visiones de quién ha sido su profesor. Señaló sentirse satisfecho, la muestra le pareció estupenda y con diversidad de ideas…”Estas son las cosas que lo llenan a uno, me hace sentir que no lo he hecho tan mal”, finalizó Suárez.

Esposa e hijas de Suárez, quiénes lo acompañaron al homenaje, expresaron sentirse emocionadas, tanto como él, de ver que sus alumnos valoraran su trabajo, “eso quiere decir que algo positivo les ha dejado” alegaron, además que les alegraba de que fuera en vida que él pudiera disfrutar de ese afecto y admiración puestos en evidencia.

[Fuente: Teatro Baralt]

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*