[MARACAIBEÑO]: Sociedad sin lectores

AUTOR Agencia Literaria

SOCIEDAD SIN LECTORES

Carlos Ildemar Pérez

La lectura es importante para todo el mundo. Sin embargo, poca gente lee. A las librerías se asiste no a comprar libros sino a comprar tarjetas, música, o bien cualquier otro implemento  más propio de una papelería, incluso de una antigua quincalla, que de una librería. Desde el punto de vista social no hay interés por el libro y, por lo tanto, tampoco y mucho menos por la lectura. En el caso del sistema educativo, el asunto del desinterés por el hábito de la lectura no solo es alarmante sino verdaderamente lastimoso. Por supuesto que ha habido intentos gubernamentales por corregir y alentar la lectura entre los estudiantes, pero con bajos resultados. Además,  el colmo de los colmos  de todo esto lo representa  el grueso de los docentes para quienes la lectura es un hecho extraño, que está alejado de su práctica educativa y, claro está, de su vida cotidiana.

La lectura y su práctica han corrido con muy mala suerte siempre, pues generalmente tiende a confundírsele con la palabra “estudio”, es decir, con todo aquello que implica aburrimiento, rechazo y sinsabores de los que debe huirse o salir rápido como del infierno.

Ser un lector, poseer el preciado hábito de leer, ofrece a quienes nos acercamos a ella con amor, pasión y necesidad vital, una  experiencia inolvidable que a lo largo de nuestras vidas proporciona las mayores satisfacciones. Con la lectura por placer y no por imposición que lo que produce es un inmediato rechazo, logramos acceder a realidades insospechadas, a francos descubrimientos de lo que podemos llegar a ser desde nuestras fuerzan interiores.

Aquellos que son lectores desde niños nunca estarán aburridos y siempre verán la realidad como algo que está por inventarse.  Este país ya pasó de los treinta millones de habitantes, qué maravilloso y sorprendente sería si tuviésemos veinte millones de lectores, seguramente la realidad no sería tan reducida e insensible.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*