Dudamel y la Filarmónica de Viena llegan al Teatro Municipal de Santiago de Chile

AUTOR Agencia Literaria

En su página oficial la prestigiosa orquesta anuncia un concierto para el 8 de marzo de 2018.

Cada año se barajan nombres de obras para formar sus diversos ciclos. Se hacen trasvasijes y se mueven piezas de un lado para otro. Pero el resultado final, sin los entretelones, es siempre un lanzamiento oficial en el último periodo del calendario, con los títulos definitivos y los cantantes, músicos y bailarines que participarán, aunque a lo largo del transcurso de los meses posteriores, a veces no se cumplan. Una premisa válida para muchos de los teatros. Es así como el martes 17 el Municipal de Santiago dará a conocer oficialmente su Temporada 2018, que será, en definitiva, la carta de presentación en cuanto a programación -también su visión, tendiente a la modernidad, respecto a las puestas en escena- del director de esa sala, Fréderic Chambert. Y de ella, varios nombres han comenzado a trascender.

La visita más relevante es la de la Orquesta Filarmónica de Viena, una de las tres mejores a nivel mundial, que viene por primera vez al país. Según la página web oficial de la agrupación, se presentará el jueves 8 de marzo a las 19.30 horas, dirigida por el conductor venezolano Gustavo Dudamel, actual titular de la Filarmónica de Los Angeles. Su presentación forma parte de un tour latinoamericano que incluye a Ciudad de México, Bogotá (Colombia) y Buenos Aires (Argentina).

En materia lírica, habría dos grandes novedades. Por un lado, el estreno en Chile de Lulú, de Alban Berg, una obra que llegará en una coproducción con el Teatro Colón de Buenos Aires y que el compositor austríaco enmarcó en un estilo atonal para contar una historia de prostitución, decadencia y corrupción. Y por otra, tras pasar justo una década desde que se estrenó en ese escenario Viento Blanco, de Sebastián Errázuriz, es el turno de otra ópera chilena, que Chambert prepara con el compositor Miguel Farías (Renca, París y liendres, 2012) sobre textos de Hernán Rivera Letelier, El Cristo del Elqui, escrita por Alberto Mayol.

También como primicia, se añadiría la pieza argentina La sombra de Wenceslao, de Martín Matalán, con dirección escénica de Jorge Lavelli, que ya fue estrenada en Rennes.
La Temporada Lírica 2018 abrirá sus puertas, sin embargo, con Don Giovanni, de Mozart, cuya última producción se realizó en 2012. A ella se sumarían además Norma, de Bellini; Tosca, de Puccini; El barbero de Sevilla, de Rossini (será su cuarta versión dentro de lo que lleva el siglo XXI), y El trovador, de Verdi. Y si en un principio se habló del estreno de Rodelinda, de Haendel, ésta finalmente será llevada a escena en 2019 en una coproducción con el Teatro Real de Madrid, el Liceu de Barcelona y la Opera de Frankfurt.

Algunos cantantes estarían también ya confirmados. Es el caso de los protagonistas de la ópera de Mozart, como Daniel Miroslaw (Don Giovanni), Edwin Crossley-Mercer (Leporello), Michelle Bradley (Doña Ana) y Joel Prieto (Don Ottavio). Regresa también Rodion Pogossov como Fígaro en El barbero de Sevilla. Dentro de los intérpretes nacionales está confirmada la participación del bajo-barítono Sergio Gallardo en tres roles diferentes: Masetto (Don Giovanni); Sacristán (Tosca) y Bartolo (El barbero de Sevilla). En ballet estarían Romeo y Julieta, La fierecilla domada, La Cenicienta, Don Quijote y Cascanueces.

[Fuente: La tercera]

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.