[LIBRO]: “Tormenta Roja”, objetiva revisión en el centenario de la revolución rusa

AUTOR Agencia Literaria

Se cumplen cien años de uno de los acontecimientos que marcaron nuestra era y uno de los hechos fundamentales del convulso siglo XX, la Revolución Rusa de 1917, y la editorial EDAF revisa los acontecimientos que dieron lugar a la llegada de los soviets al poder y el largo proceso de implantación del primer régimen comunista en “Tormenta Roja. La Revolución Rusa 1917-1922”.

Los autores Miguel del Rey y Carlos Canales siguen con sus estudios rigurosos del pasado con un libro ameno, generoso de ilustraciones y fotos de gran valía histórica, con precisos mapas desplegables en una cuidada edición. Tormenta Roja es un análisis profundo y detallado de los hechos que desencadenaron la gran revuelta iniciada en febrero de 1917 con el derrocamiento del zar y los sucesos de octubre que dieron el poder a los bolcheviques; pero va más allá de este momento clave de la historia europea, buscando las claves del pasado reciente de Rusia que desembocaron en la caída del centenario imperio zarista: la complejidad social y política del imperio, los sucesos de 1905 y la definitiva convulsión de la gran guerra.

Analiza la actividad de las figuras revolucionarias y blancas, el apoyo recibido por Lenin de Alemania en su retorno a Rusia para liderar la revuelta y apartar a su país de la guerra; la dificil y cruel consolidación del comunismo en la segunda fase de la revolución dirigida por Lenin y Trotski, la guerra civil salvaje en ambos bandos, o la subida de Stalin y el nacimiento de la URSS. Es un libro necesario para conocer el presente de Rusia y de las naciones del Este hijas de la guerra fría, imprescindible y claro aportando todos los hechos de aquellos años convulsos, analizando de forma objetiva y crítica actores y acciones de un legado que la Rusia actual no sabe como encauzar.

Un aspecto crucial que los autores desgranan es la despiadada guerra civil y el movimiento blanco, como de partida parecían los contras contar con fuerzas y apoyos internacionales para derrotar al recién nacido Ejército Rojo de 1918, pero fueron víctimas del pesado legado zarista, de los distintos intereses de unos líderes que no formaban un mismo cuerpo militar ni político, solo unidos por el odio al comunismo o la autodefensa contra la requisa y la muerte; y sobre todo por el hastio de la población de Estados Unidos y el Reino Unido a proseguir una guerra que había llenado sus cementarios con el apoyo a un nuevo conflicto en un lejano y bárbaro país en la causa contrarrevolucionaria. Pero la consolidación del comunismo en este supuesto gigante lejano sí iba afectar y mucho a todos durante un siglo.

Como bien indican los autores, la Rusia revolucionaria heredó el complejo sistema de pueblos dominados y oprimidos por el zarismo, el enorme pero artificial estado que de inicio los bolcheviques no querían asumir, defendiendo la autodeterminación de los pueblos (palabras sin contenido, como la defensa de un mísero campesinado masacrado). En este marco la guerra civil, explicada con detalle en la obra, serviría no solo como enfrentamiento político sino como válvula de escape para muchos rencores fruto de siglos de opresion social.

[Fuente: adiantegalicia.es]

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*