Las huellas de Cervantes también están presentes en Brasil

AUTOR Agencia Literaria

Sao Paulo, 6 oct (EFE).- La influencia de Miguel de Cervantes en la literatura es una verdad universal que parecía haber pasado inadvertida en Brasil, pero lo quijotesco también forma parte del imaginario de autores como Autran Dourado y hasta de la propia sociedad brasileña, según la profesora española Marta Pérez.

Pérez (Vigo, 1977) ha dedicado casi una década a estudiar la conexión del maestro alcalaíno con este escritor brasileño natural del estado de Minas Gerais para demostrar que Brasil también es un poco Quijote.

Su investigación se ha materializado en el libro “Miguel de Cervantes y Autran Dourado: la ambición de la palabra es la de permanecer”, de la editorial Todas as Musas, que acaba de presentar en Sao Paulo.

“Me interesaba que el brasileño viese que hay escritores con muchísimo talento que también consiguen leer a Cervantes, que hace 400 años hizo una producción que ha marcado la literatura universal y eso sigue teniendo un influjo en las personas que viven en este país aun sin tener la misma lengua”, explica Pérez a Efe.

La obra recorre el camino del mito cervantino en el país sudamericano no solo por medio de las diferentes traducciones de sus obras, sino también del propio uso de algunos de sus personajes amoldados a la realidad brasileña.

La doctora en Lengua Española y Literaturas Española e Hispanoamericana, título que obtuvo gracias a este trabajo, apunta que la huella cervantina se ha multiplicado en Brasil a través de expresiones artísticas, como la música, la pintura o el cine, además de la literatura.

“A veces es un poco silencioso y lo que quise es aunar eso”, explica.

Obras como “Triste Fim de Policarpo Quaresma”, de Lima Barreto, o “Fogo Morto”, de José Lins do Rego, presentan personajes que beben del ingenioso hidalgo de La Mancha, entre otros.

Aunque las “marcas cervantinas” se hacen todavía más evidentes en la vasta obra de Waldomiro Freitas Autran Dourado (1926-2012), quien nunca había sido objeto de un trabajo en español hasta ahora.

“La idea principal nació del diálogo y descubrí que había mucho más de lo que yo imaginaba (…) El escritor contemporáneo que le da continuidad y sentido a Cervantes es Autran Dourado, sin duda”, comenta Pérez, profesora del Instituto Cervantes en Sao Paulo.

La mecha se encendió cuando descubrió al personaje Lucas Procópio en una novela homónima de este autor que además trabajó como periodista y fue secretario de prensa del Gobierno de Juscelino Kubitschek, a finales de la década de los 50.

“Las referencias explícitas a Cervantes y el Quijote en las novelas de Autran Dourado existen por muchísimos lados, saltan como las liebres”, señala.

También hay elementos que marcaron la vida de ambos escritores. Los dos fueron acusados por una parte de la crítica de “tener una escritura pobre y repetitiva”, les gustaba reescribir sus textos y no creían en las musas.

Además, “Brasil también abraza a Cervantes y a la figura del Quijote” porque en este país, sostiene, “conocen el personaje, les gusta y dialogan con él” y “si le dices a un alumno que es un poco Quijote o ‘qué momento quijotesco’ ellos saben a qué se refiere”.

Carlos Meneses Sánchez

[Fuente: Yahoo.es]

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.