[MARACAIBEÑO]: Yo soy maracaibeño

AUTOR Agencia Literaria

YO SOY  MARACAIBEÑO

Carlos Ildemar Pérez

Son varios los gentilicios que han sido creados para nombrar a quienes habitamos en la ciudad de Maracaibo. Hemos sido designados como: maracaiberos, marabinos, maracaibenses, maraicos, maracuchos y maracaibeños. A través de algunos de estos calificativos se ha generado encendidas polémicas y controversias basadas en demandas socio-culturales, aún no resueltas.

Marabino, maracaibero y maracucho son los tres gentilicios en dispusta con mayor fuerza e influencia en la actualidad. Quienes defienden el hecho de que nos llamemos marabinos o bien maracaiberos, detestan el gentilicio maracucho por considerarlo despectivo, chabacano y ordinario. En cambio, los defensores del término maracucho acusan a los otros de cursis, aristócratas, conservadores y antipopulares. En esta guerra por el gentilicio absoluto,  el maracucho ha venido sacando ventaja del resto de sus contrincantes. Para conocer un poco más sobre estas disputas es recomendable leer el ensayo “El gentilicio maracucho” de Alberto Áñez Medina, publicado en la revista De palabra (No.5, 2011) de la Escuela de Letras.

Tomando distancia de esas confrontaciones terminológicas plagadas de descréditos y vituperios de lado y lado. Admito que  prefiero optar por un gentilicio que no participa de tales refriegas. Por lo tanto, si he nacido, soy o vivo en Maracaibo, yo elijo que me llamen Maracaibeño. No sólo porque existe brasileño, caraqueño, puertorriqueño, salvadoreño, panameño, margariteño, merideño, sino que Maracaibo es una ciudad ubica en el Caribe, es decir, caribeña. Y nosotros que nos llamamos caribeños puesto que vivimos en Maracaibo, entonces no hay justificación para no llamarse maracaibeños.  Es una palabra más hermosa y mucho más auténtica.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*