MINISTERIO DE LA VERDAD

AUTOR Agencia Literaria

Definición de la “mentira” o de la aspiración a la “felicidad social” sobre los dirigidos de acuerdo a lo expresado aquí por el mandatario actual, y bajo la inspiración de los antiguos filósofos e historiadores griegos que trataron de éstas cuestiones en torno a un poder virtuoso:

“Lamentó que el pueblo todos los días sea “bombardeado con negatividad, basura, manipulación, mentiras por una oligarquía mediática que responde a la oligarquía económica y política y responde al final al imperialismo norteamericano. Y todos los días nosotros estamos trabajando”. Nicolás Maduro Moros

Una vez visité la tierra de mis ancestros Longobardos, una feroz horda germánica procedente de las estepas nórdicas que se asentaron en el valle del Danubio para luego dedicarse a la guerra y el saqueo sobre la Italia bizantina en el siglo VI d.C. Carlomagno, el famoso Rey Franco, no descansó en combatirlos por representar los Longobardos una herejía abominable. Ahí en Morcone, una auténtica fortaleza medieval incrustada en la montaña, tuve la suerte de revisar unos viejos ejemplares del periódico: “Corriere della Sera”, referidos a la II Guerra Mundial (1939-1945). Para mí sorpresa la verdad era mentira y la mentira una sombra de la sospecha. Como aficionado a ese tema sabía del fracaso del ejército del Duce Mussolini en todos los frentes en los que cuales participaron: Norte de África, Grecia y Yugoeslavia. No obstante, leyendo los titulares y notas del ““Corriere della Sera” todas las noticias solapaban la realidad. Al pueblo italiano se le hizo creer a través de todos los medios de comunicación e instituciones controladas por el fascismo que Italia estaba ganando la guerra.

Este auto-engaño colectivo trabajado por la psicología cognitiva hoy es muy frecuente en sistemas políticos totalitarios contrarios al pensamiento libre. George Orwell lo trabajó con maestría en su célebre novela: “1984”. Las referencias eran hacia los sistemas comunistas de partido único y dictadura proletaria; pero que igual aplica a nuestras dictaduras tropicales como la cubana.

El Ministerio de la Verdad de Orwell tenía como objetivo falsificar la historia desde la administración de la verdad utilizando siempre el doble rasero de acuerdo a la conveniencia gubernamental. Su lema era éste: “La guerra es la paz”, “Libertad es esclavitud”, “Ignorancia es la fuerza.” El bombardeo ideológico tenía que ser constante para garantizar su eficacia, además de la vigilancia sobre los dirigidos. Hacerles creer que votando en un proceso electoral es vivir en una Democracia o declarar la Guerra al Imperio de turno y sostener victorias ficticias son recursos preferidos por éste tipo de regímenes controladores de la vida social.

En nuestro caso, VTV, radios, televisoras, periódicos y las oceánicas cadenas presidenciales pro oficialistas trabajan con el mismo espíritu de un Ministerio de la Verdad orweliano: mantener la ilusión y el deseo de que la razón del PSUV es absoluta y capaz de construir una realidad paralela muy distinta a la caótica real. El tono utilizado siempre es el cinismo: “Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación”.

DR. ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN
DIRECTOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE LUZ
@LOMBARDIBOSCAN

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*